El poeta Javier Gallego Dueñas firma esta reseña en su blog «Profundamente superficial».

 

«Este poemario se ha alzado con el XV Premio de Poesía Blas de Otero-Ángela Figuera y representa el lado más luminoso de la poesía de Javier Gilabert. Tras el prólogo de Julen A. Carreño se van sucediendo imágenes y reflexiones que celebran la vida  bajo una mirada de perplejidad en el mejor sentido del término, abrazando el milagro cotidiano y descubriendo la magia de cada instante.» […]

Lee la reseña completa, en este enlace.