Antonio Ríos: «Un buen poema no es sino un diálogo del poeta consigo mismo»

Antonio Ríos (Málaga, 1987), en la actualidad, reside en la localidad de Estepona. Economista de profesión, su perenne pasión es la poesía. Así, gusta de hallar un hermoso equilibrio entre la lírica de los números y la geométrica belleza de las palabras. En noviembre de 2021 publica su opera prima Horizontes Verticales (Editorial Algorfa). En mayo de 2022 varios poemas contenidos en dicha primera obra son publicados en la antología Raíz de verso (Editorial Imagenta) y, ese mismo mes, consigue obtener el primer premio en el «I Certamen de Poesía en Vivo Manilva Metáfora» con su poema «Tan cerca, tan lejos». En enero de 2023 consigue el premio al mejor poema colaborativo con Hemisferios, otorgado por la plataforma de literatura «Letras & Poesía». En abril de 2023 participa como poeta invitado en MARPOÉTICA. En noviembre de 2023 obtiene el XI Premio Internacional de Poesía Covibar-Ciudad de Rivas con su segundo poemario, La ingravidez que somos (Ediciones Vitruvio, 2024), el libro del que hoy tendremos su Primera Impresión.

Javier Gilabert: ¿Por qué este libro y por qué ahora?

Antonio Ríos: Causalidades de la vida, la Poesía anidó en mis manos hace muy pocos años (de múltiples formas, siempre había estado aleteando a mi alrededor, pero no fue hasta la gran parada ─la pandemia─, que su vuelo halló reposo ante mi mirada) y, si bien en un principio pensé que su perfume, ese bello y nuevo aroma que se desnudaba ante mí, sería tan efímero y fugaz como una flor, la primavera quiso seguir imperando, estación tras estación.

Y así, tras Horizontes Verticales, libro que, como digo y pretendía, pensé que sería mi primera y última obra, apenas un paseo gratificante y breve por el mundo de las letras, de repente, brotó un nuevo poema, que dio paso a otro y este a otro y aquel a otro más, y entendí entonces que aquello de lo que quise dejar testimonio en los primeros versos del primer poema de mi opera prima se estaba materializando ante mí: «Yo no busco al poema, es el poema / quien me busca y me encuentra / en las esquinas / de las horas». Asumí que la Poesía había dejado de ser un paraje pasajero y extraño para devenir en raíz, en venas y pulso, hasta convertirse en aquello a lo que hoy puedo ─gozoso─ llamar hogar. […]

Lee la entrevista completa en este enlace.